No tenía dinero para imprimir y escribió su currículum a mano. Una mujer le dio una oportunidad

Comparte Esta Noticia

Ella se conmovió cuando solicitó su CV y el joven sacó un lápiz, papel y comenzó a escribir. Al final decía: “Muchas gracias por aceptarme el CV y disculpe por la impresentable hoja”. Ahora el chico comenzará a trabajar.

Cuando las ganas de salir adelante son fuertes, no hay mucho que te pueda detener. Es cierto que hay dificultades que superar y probablemente exijan un esfuerzo mayor, pero si tu objetivo es claro, seguro que lo lograrás.

Tal como Carlos Duarte, un joven de 21 años que sólo busca una cosa: conseguir trabajo. Y con lo difícil que hoy es encontrar un empleo, su determinación  te conmoverá.

El muchacho salió con su objetivo claro por las calles de Córdova, en Argentina. Visitando distintas tiendas y locales, sólo cargaba un lápiz y papel: el dinero no le alcanzaba para pagar la impresión de su currículum. 

En una de sus solicitudes, se topó con Eugenia López, la encargada de una de las tiendas. La mujer, luego de explicarle que no necesitaban gente por el momento, de todas formas solicitó su CV y quedó impresionada cuando Carlos le dijo que se lo entregaría escrito a mano.

Facebook

“Me preguntó si estábamos tomando personal en la tienda y le respondí que por el momento no, pero le pedí que me dejara su CV ”, dijo. En ese momento, Carlos comenzó a escribir.

Tan impresionada quedó Eugenia, que subió la historia y la imagen a su cuenta de Facebook. “Qué importa que no tenga para imprimir si lo que quiere y lo que necesita es trabajar”, posteó adjuntando la imagen.

Carlos, fue descrito por usuarios de redes sociales como un ejemplo de esfuerzo y superación, y la difusión de su historia tuvo resultados: la municipalidad de Córdoba lo contactó para ofrecerle empleo.

Facebook

“Me llamaron ayer de la municipalidad y me ayudaron a conseguir un trabajo. Ellos me contactaron con una fábrica de vidrios”, dijo el joven.

Junto con ello, Carlos cuenta que su tarea no está terminada. Según él, su tía y otros cercanos le prestaron lo necesario hasta para viajar en colectivo y poder tener esta oportunidad. Por ello, aseguró que su primer objetivo está claro: una vez que reciba su pago, quiere devolver a su familia todo el apoyo que le brindaron. ¡Qué ejemplo!

Comenta en Facebook